30 may. 2009

MUESTRARIANA DE ESTE TRIMESTRE ANA LUCÍA MONTOYA RENDÓN

Soy colombiana nacida un 6 de febrero de 1953. De profesión Administradora de Empresas con una Especialización en Finanzas. Con otras carreras empezadas y posteriormente abandonadas por motivos ajenos a mi voluntad, como fueron Economía, Ingeniería de Alimentos y Filosofía. Soy “virginalmente” inédita. Paso de la locura de escritos líricos o reflexivos al trazo de algunos dibujos y en ocasiones juego a ser pintora, o crear algún método nuevo para cocinar al menor costo posible y a la mayor obtención del placer. Esta es, a grandes rasgos mi vida.

ENTREVISTA A ANA LUCÍA MONTOYA RENDÓN


por Elisabet Cincotta

elisabetcin@gmail.com


Nos encontramos aquí con Ana Lucía degustando un café colombiano, disfrutando de su palabra, siempre expresiva.


Poeta que decide a exponer su obra y que sabe claramente que significa exponerse, y a pesar de eso opta por ello… porque siempre… siempre necesita aprender y crear.


EC- Desde cuando escribes. Cómo nace esto de volcar en palabras la vida.

ALMR- Siempre e intentado escribir, de hecho hoy intento escribir. Admiro a las personas que de forma oral o escrita saben expresarse. Desde siempre he querido plasmar lo que siento, lo que veo, lo que pienso pero también he dudado de cómo hacerlo. Cuando era muy pequeña tenía mucha angustia de equivocarme al hablar, y aun hoy siento lo mismo. Por eso creo que veía que era más fácil ir dejando en pequeños papeles todo lo que se me ocurría. Desde los once años empecé a hacer poemas porque me enamoraba de “ojo” miles de veces y a todos esos sueños les escribía versos que nunca nadie vio. Eso creía. Ahora cuando han pasado los años, mi hermana me cuenta que a escondidas leía esa “incipiente producción”, ella fue la primera lectora que tuve sin saberlo. En el bachillerato era fabricante de cuentos cuando había que llevarlos como tarea. Mis compañeras de grupo me pedían que les hiciera sus labores porque yo creaba historias a la velocidad del sonido. En la primaria fomentaron nuestro cariño por la lectura y nos enseñaron la manera de hacerlo correctamente. También pienso que influyó mi madre que nos declamaba las poesías que había aprendido en la escuela y los hermanos de ella, mis tíos, que siempre venían a la casa de la abuela a leer sus creaciones. Escribían en prosa y verso sobre la historia de la familia y sobre el viaje que los trajo del Departamento de Antioquia al del Valle del Cauca. Esto era sagrado. Todos los menores de la familia los mirábamos con mucho respeto por lo que hacían. En ese ambiente crecí y cundo llegó la hora de graduarnos de bachilleres todas mis condiscípulas quisieron que fuera yo la encargada de hacer el discurso de grado por encima del deseo de la monja superiora, quien se inclinaba por la hija del alcalde que era compañera nuestra. Solo ahora vengo a darme cuenta de la importancia de esa elección. También hice el discurso de graduación en Administración de Empresas. Tampoco barrunté que podía ser una actividad a la que debía dedicarme de lleno. Siempre he estado escribiendo notas. El año pasado en un curso sobre Ecología, la tutora, leyendo algunos de mis informes, me preguntó si no había pensado escribir notas para alguna revista. En ese momento me pellizqué y abrí mi blog.

Una disciplina que he tenido desde siempre es leer a diario. Leo de todo desde un informe económico hasta una noticia “rosa”, un ensayo, biografía o una novela, una colección de poemas, etc., También releo lo que me haya impactado aunque hayan pasado los años desde la primera vez. No me voy a la cama, aunque esté agotada, sin haber leído unas cuantas líneas, aun en franca pelea con mis ojos, que se resisten a permanecer abiertos. Me gusta memorizar la página en que queda mi lectura antes de cerrar el libro para obligarme a recordar dónde he quedado, por eso casi nunca uso señalador de páginas. También acostumbro leer varios libros a la vez.
...........
........

EC- Qué poetas han tenido trascendencia en ti.

ALMR- No sé. He leído a muchos. Pero no he subrayado a ninguno. La poesía me llega o no, dependiendo del momento. Cuando escribo algo, cuando digo algo, siempre es a quemarropa. No pienso. Solo siento. Me salen del alma un ángel o un demonio que toman la palabra y yo, el lápiz o el teclado.… Tengo claro que la poesía que me gusta y me llega es simple, concisa, no tanto por su extensión sino por la forma en que se expone su contenido.

Durante muchos, muchos años, más de 20 años quizás, estuve leyendo y coleccionado el Magazín Dominical del Diario El Espectador, esto era como darse un buen baño de barniz fino, porque era muy enriquecedora cada sección de esa revista. Era un informe enciclopédico del acontecer literario, político, social, económico y de las plásticas en general, tanto nacional como internacional.
........
..........
EC- Cómo definirías tu poesía.

ALMR- Yo no me atrevería a ser enfática en exponer una definición, eso creo que lo harán “los que sí saben”. Si lo hiciera estaría en contra de algo que siempre predico sobre lo forzado que es llevar una o varias etiquetas a cuestas, quedar catalogado como los frascos de las estanterías en las boticas. Creo que lo que hago fluye sin que yo misma me entere. De hecho aun no me entero que hago poesía. Creo que soy una mezcolanza de sentires, unos que van otros que vienen y otros que se mueven en tantos sentidos que, en sí mismos, son puro vértigo. Pero, siendo infiel a mí misma, diría que en lo que escribo hay algo de intimista, social, reflexivo… Creo que no soy paisajista en ningún caso. Soy más narradora de sentires, Más subjetiva que objetiva.
...

....
EC- También sabemos que eres artista plástica. Hemos visto obra tuya y sin ser expertos, a la mirada del observador nos parecieron muy buenas. Desde cuándo pintas, cuál es la técnica que más empleas.

ALMR- ¡Soy empírica de tantas cosas! Y… esta es otra de esas “experiencias”, Tengo memoria óptica y desde niña eso me facilitó el dibujo. Trazo sin cuadrículas a mano lazada. Tengo la proporción y medida de las formas; nunca me hace falta tela o papel, ni me sobra figura… todo queda distribuido en el espacio que elijo. Lo mismo me ocurre con el color. Lo busco a partir de los tres colores básicos. Los descubrí sola, desde niña. No necesito más. Obviamente que para ganar tiempo uno se hace a una paleta amplia. Prefiero el grafito y el acrílico por la inmediatez. La vida de hoy es así… ¡Inmediata! No da tiempo para esperar que seque el óleo, el cual tiene diferentes velocidades de secado según el color de que se trate. El óleo es muy bello pero a los que somos acelerados nos irrita su “hermosa parsimonia”.

.....
............
EC- Si tuvieses que explicarnos hacia qué corriente se inclina tu obra, cuál sería y por qué.

ALMR- Creo que es en “el empirismo” en el que siempre me muevo. Voy echando mano de muchas opciones, de tal forma que me “camaleonizo” cómodamente según el momento, según el ánimo y según los recursos de que disponga. Quizás oscile entre el realismo por el tema tratado y el impresionismo por la forma de usar el color y entre ellos se deslice algo de simbolismo por la idea subyacente que dejo me guíe.
....
..........
EC- Cuando leemos tus poemas, vemos borbotones de sentires, es necesidad básica escribir.

ALMR- Creo que sí, de hecho pienso que el acto creador no cesa en ninguna persona no importa a qué actividad se dedique. Siempre estamos en plena actividad; hasta en las horas del ensueño está presente, es por eso que el creativo siempre está necesitado del papel y del lápiz y la PC, o, simplemente de todos a la vez. Un creativo a todas horas quiere escribir un poema, trazar un boceto, crear una receta nueva de cocina. Quiere inventar un traje… ¡Quiere, siempre quiere…!
.........
.................
EC- Cuando realizas un poema lo publicas enseguida o queda en reposo para diversas lecturas y re-escrituras.

ALMR- Publico inmediatamente en los grupos y en mi blog, posteriormente voy corrigiendo, depurándolos, amansándolos, sazonándolos. Sin embargo he recibido más de una vez indicaciones de los que “sí saben”, quienes me invitan a aprovecharme de la bondad de lo que significa dejar reposar y madurar un texto.
...........
...........
EC- Qué piensas de las alternativas que ofrece internet.

ALMR- Internet es un milagro. Es un campo infinito de posibilidades, del cual tenemos la obligación de sacar todo el provecho posible. Realmente creo que no nos estimamos lo suficiente si no exprimimos en su total dimensión este adelanto de hoy. Sin el internet creo que jamás me hubiera atrevido a escribir y a dejar leer mis textos como lo hago ahora… Nunca hubiera imaginado soñar la posibilidad feliz de conocerte y de estar ahora mismo, hablando contigo.
............

..........
EC-Si algo ha quedado sin preguntar y quieres decirlo este es tu espacio.

ALMR- Sí, quiero gradecer a Liliana Varela por dejarme conocer e ingresar al grupo “Muestrario”. A todos los miembros del mismo por la acogida bondadosa que me han dado, al profesor Jorge Luis Estrella por sus cariñosas enseñanzas y especialmente a ti por el honor de este espacio.
...........
..........
EC- Ana Lucía, este espacio nos permite comprender al poeta desde su palabra, ha sido un honor recibir tu sentir tan abierto y pleno de sentimientos.
.........
..........

Como siempre, anochece en algún lugar, el café nos humea miradas, las manos se abrazan en el gesto del afecto y ambas sabemos que, luego de hoy hemos dado un paso más en este ser aprendices de la vida.


Disfrutemos de su poesía.
...........
...............
SIN EQUIPAJE
"Quisiera no tener equipaje
en aquel viaje sin retorno."

Liliana Varela

Cuando el viajero pueda volar
en vez de ir en “él”carruaje...
Cuando ya esto anhele...
Es porque recociéndose penado aúlla desde su celda:
.............

¡Libertad¡
..............
Por las ventanas del carruaje,
por el tono de la piel de sus palabras,
por la música del paisaje que despliega su aura,
por tantas cosas le conoceréis.

Cuando sin ojos se desplace,
cuando por el latido de su corazón se guíe,
cuando con solo su aroma aliente al mundo,
cuando conozca la ecuación de la Armonía,
esté encarnado o no, sabréis que ese viajero es de alto vuelo.

Va desnudo en busca de su “afín“.

¡El mismo es equipaje repleto de joyeles!

©AnaLucía Montoya Rendón
............
............
NO BASTAN

Sí!
¡Cinco sentidos no bastan...!
Quiero diez en simultáneo.
Hagan eco
a tus miradas de fuego
resonancia de gemidos y jadeos.

Necesito el hamaqueo del viento
el susurro de las olas,
la mano de la brisa,
la lengua lasciva del fuego,
consentimiento de humedales,
el arco tensado de mi espalda,
y la flecha certera de mi arquero!

Necesito que me hables
con palabras sin recato,
que me mires y mirarte
cuando el cielo voyerista
se come nuestro encuentro.

El amor solo no puede...

¡Necesito del cielo y del infierno!

©Ana Lucía Montoya Rendón
............
.........
TRÉMULA

"…trémula realidad llena de existencialismos
en agua brava que se desborda en mis venas como ritual diario
a la vera de una diosa, siempre apta para invitaciones fantásticas."
Poeta Lejano



Trémulos espacios secretos
trémulas palabras ahogadas
trémulo mi ávido silencio
entre los dobleces de mi piel.
Se desborda mi fuente en cascada
sobre lozas de anhelos imposibles.
Arrancan mis uñas ofuscadas
trozos a la noche impía.
Olor de mujer lasciva
juega libre en el jardín
con flores de luna y celo.
Repta tu verbo ardiente por mi vientre
cargando de melodías mi libido.
Danza lujuriosa, contagiosa,
me infecta deliciosamente.

Y yo...

esperando la daga de magia y oro
que afanosa me rescate,
que sublime mi hambre
y calme profusa mi fiebre.

"Profanas vertientes" de seducción
ensayadas mil veces
para perfeccionar el estilo,
¡Cuánta exaltación en cada verbo!
¡Cuánto atafago en la angustia de alcanzarnos!
¡Cuántas vidas abortando los encuentros!

¡Cuántos, cuántos!

©Ana Lucía Montoya Rendón